Interior de La Pedrera

El interior de la casa se conectan con los dos patios de luces, favoreciendo igualmente el tránsito interior entre las dos zonas del edificio. Para el acceso a las viviendas, Gaudí priorizó el uso de ascensores, reservando las escaleras como acceso auxiliar y para servicios comunes. Sin embargo, para el acceso al piso principal colocó dos grandes escalinatas, decoradas con pinturas murales.

El acceso a las viviendas se articula a través de dos grandes patios de luces, que permiten una amplia iluminación y ventilación para todos los pisos. Así, la cara interna de los pisos presenta una nueva fachada con amplios ventanales y barandillas de hierro, con un sistema de columnas cilíndricas en los dos primeros pisos, sustituidas por mampostería revocada en los superiores. Es de destacar la decoración de las paredes, que están pintadas con tonalidades de ocre y amarillo

Dormitorio de los niños

Habitación del servicio domestico y cuarto de planchar

Cocina de la casa

Despacho

Detalles de picaportes, techos, mirillas y lámparas

Baño

Dormitorio principal con baño.

Salón

La última planta es el desván, que Gaudí concibió de forma independiente al resto del edificio, con una original estructura a la vez plástica y funcional. Esta planta, albergaba los lavaderos y otras zonas de servicios, y actuaba a la vez como regulador térmico, aislando el edificio de las temperaturas extremas, tanto de invierno como de verano.

https://es.wikipedia.org/wiki/Casa_Milà


La Pedrera o Casa Milá

La Casa Milá tiene tres fachadas, una en el paseo de Gracia, otra en la calle Provenza, y otra que hace chaflán, siguiendo el esquema habitual del Ensanche proyectado por Cerdá. Sin embargo, las tres presentan una continuidad formal y estilística que, por su forma sinuosa y ondulada, parece una roca modelada por las olas del mar.

PATIOS
Gaudí fue capaz de realizar, en La Pedrera, una de las innovaciones más importantes respecto a la tipología de edificios precedentes. Además de los pequeños patios de ventilación, construyó dos patios de grandes dimensiones para facilitan la iluminación y ventilación en los dieciséis apartamentos.

La Azotea
Una obra única, inclasificable
La Azotea de la Casa Milà es un icono de Barcelona desde donde se pueden contemplar unas vistas espectaculares de la ciudad. Es un espacio insólito y cargado de fuerza artística que no tiene nada que ver con la arquitectura de su tiempo.

Las cajas de escalera emergen como las fuerzas telúricas de la naturaleza: la tierra, el agua, el fuego, el aire… y las chimeneas, como guardianes del edificio desde tiempos inmemoriales, cobran vida y nos hablan del origen del edificio. Todos estos elementos tienen formas dinámicas y simbólicas de libre interpretación, pero que siempre responden a una función utilitaria preconcebida.

En la azotea se encuentran un total de 30 chimeneas, dos torres de ventilación y seis salidas de escalera, diseñadas con diferentes soluciones estilísticas. Las salidas de escalera parten del desván a través de unos cuerpos cilíndricos que albergan escaleras de caracol, y que en la azotea se convierten en pequeñas torres de forma cónica, construidas en ladrillo revocado de mortero de cal, con un revestimiento de trencadís —el original diseño compuesto de piezas de cerámica que Gaudí había usado ya en varias obras suyas

Las torres de ventilación se encuentran en la fachada posterior que da al interior de la manzana, y son las salidas de los conductos de ventilación que parten del sótano. Son de ladrillo revocado con mortero de color amarillo, y presentan distinto diseños

Por último, las chimeneas son uno de los elementos más famosos y singulares de la azotea, y que más ha generado todo tipo de elucubraciones e hipótesis sobre su origen y simbolismo.

Paseo de Gracia, 92
08008 Barcelona
Horarios

9:00 h – 20:30 h
Última entrada: 20:00 h
Tarifas general 22,00€ – Niño (7-12 años) 11,00€

Niño (0-6 años)
Gratuito

https://es.wikipedia.org/wiki/Casa_Milà

Visitando la Sagrada Familia I – Barcelona


La Fachada del Nacimiento

Contempla este magnífico canto a la vida y la creación, donde se narran los principales acontecimientos de la infancia de Jesús.

Esta gran fachada es un catecismo para los fieles, y por ello lo dedicó a la faceta más humana y familiar de Cristo; debía ser un libro que narrase los principales acontecimientos en la infancia de Jesús y de sus padres.


Ese gran árbol en cerámica verde que resalta sobre toda la fachada es el Árbol de la Vida, un ciprés de verdes hojas que representa la eternidad, y que no es sino el legado de la vida y el triunfo de Jesús y por eso está plagado de palomas, el pelícano a los pies del árbol, primitivo símbolo cristiano que alude a la Eucaristía.

Si el portal central está dedicado al niño Jesús los laterales, como es lógico, lo están a San José y a la Virgen María, pues Gaudí quiso recordar en todo momento la advocación del templo a la Familia de Cristo.

Todos y cada uno de los rostros aquí esculpidos se corresponden con gentes del barrio y obreros de la construcción, que pacientemente posaban para lograr el mayor realismo posible. También los animales y las plantas existieron de verdad, la mayoría procedentes de las inmediaciones.

Puertas de la Fachada del Nacimiento

Cada puerta es diferente y están llenas de hiedra, de hojas y flores de calabaza y flores de lirio. También hay diferentes insectos como escarabajos, chinches, avispas, moscas, saltamontes, mariposas, ciempiés, grillos, abejas, mariquitas, orugas, arañas, hormigas y libélulas. El color dominante es el verde, que se ha conseguido a partir del proceso de corrosión del bronce.

En ruta por Tarraco II

Empecemos el paseo por la Tarraco romana

El Anfiteatro de Tarragona fue construido a finales del siglo II d.C. a orillas del mar Mediterráneo, en la parte baja de la ciudad, cerca de la Vía Augusta. Con el fin de facilitar el acceso del público, como de los animales que eran desembarcados con más facilidad. Tenía un aforo de unas 14.000 personas, arquitectura en elipse y unas medidas de 130 x 102 metros en forma elíptica. Como otros muchos anfiteatros y teatros romanos se construyo en este punto aprovechado el desnivel natural para facilitar la construcción de la cávea. En algunas ocasiones se desplegaba una enorme carpa con el fin de facilitar sombra al público asistente.

El Foro Provincial de Tarraco era un conjunto monumental inmenso, constituido por dos grandes plazas porticadas que albergaban los principales edificios administrativos, religiosos y culturales de la ciudad de Tarraco, capital de la provincia romana Hispania Citerior Tarraconensis, en la actual España.

Plaza del Foro
En concreto, un gran bloque de piedra restos de dichos antiguos pórticos de la época romana tiene todo el protagonismo en la plaza del Foro del casco antiguo. Rodeada de terrazas de bares y restaurante, se trata de una de las plazas más animadas de esta zona histórica de la Tarragona romana.

Visitando Tarragona I

Tarragona la visité en el 2015 y es una ciudad que te la puedes imaginar como era la Tarraco romana y llegar a tener la sensación de estar paseando por sus calles, pero vamos por partes, primero vamos a visitar la Tarragona moderna y luego nos iremos a la época romana.

Els castellers es un monumento del escultor Francesc Anglès. A principios de 1999, el Ayuntamiento de Tarragona hizo una encuesta ciudadana para decidir el lugar definitivo que ocuparía la estatua. Los ciudadanos, un factor clave, determinaron la situación actual del monumento, la Rambla Nova. Este monumento de 4 de 8 de bronce a medida natural fue inaugurado el 29 de mayo de 1999 donde actuaron catorce grupos de castellers.

Catedral de Santa Tecla Tarragona. En la plaza superior, que era la zona de culto, se encontraba el Templo romano, lugar que ahora ocupa la catedral de Tarragona. De hecho todavía en el claustro de la citada catedral se pueden algunos restos romanos de dicho recinto de culto.
Por su parte, la actual catedral de Tarragona fue construida en el siglo XII con un estilo de transición del románico al gótico.

Plaza de la Seu
La plaza situada frente a la catedral, conocida como de la Seu, es uno de los rincones con mayor encanto que puedes ver en el casco histórico de Tarragona. Ahí destaca la escena del conjunto que forman la antes citada portada de la catedral, con su gran rosetón, junto con los históricos edificios que la rodean, como el antiguo palacio de la Cambrería, con su fachada con ventanas góticas y renacentistas.

Visitando el Mercado de la Boquería – Barcelona I

En mi viaje a Barcelona en el 2015 estuve visitando la ciudad Condal toda una semana, con lo cual me dio suficiente tiempo para hacer un gran recorrido por esta bella ciudad. Uno de los sitios donde disfruté muchísimo fue en el Mercado de la Boquería, aunque ha cambiado mucho desde que estuve por primera vez y lo conocí hace más o menos la friolera de 40 años.

La historia de La Rambla es la historia del Mercado de la Boquería. La evolución de un pasado de vendedores ambulantes a un presente moderno y lleno de encanto, color y vida. El mercado es la metáfora de la vida en Barcelona, un río humano que hace los placeres de aquellos a quienes les gusta contemplar.

Muchos de los puestos están pensados para el turismo, para que compren en el momento y se lo coman por la calle o en el mercado.

Sin lugar a dudas es una visita imprescindible si vas por esa hermosa ciudad.