Visitando Bilbao I

Bilbao es una ciudad maravillosa, nada más poner los pies en sus calles ya sabes que no es una ciudad cualquiera tiene sex-appeal. He visitado varias veces esta ciudad y cada una de las veces siempre he descubierto algo nuevo, nunca te dejará indiferente ya que es una ciudad acogedora y bonita. El Ayuntamiento de Bilbao ocupa el solar del antiguo convento de San Agustín, destruido durante la Primera Guerra Carlista.
Realizado en estilo Segundo Imperio francés, el edificio destaca por las líneas rotundas, elegantes y marcadamente horizontales de su exterior. 

Si tienes poco tiempo y solo vas a estar un día te recomiendo que empieces por el Casco Viejo. Teatro Arriaga, cuya fachada nos habla de una época de riqueza sin par en Bizkaia. Una fachada que recuerda a la Ópera de París y un interior que deslumbra por su belleza son el inicio de este día en “el botxo”.

Iglesia de San Antón.  El trazado de la iglesia de San Antón (también denominada San Antonio Abad) forma parte del escudo de la Villa de Bilbao junto con el puente del mismo nombre que cruza la ría La iglesia se construyó sobre las ruinas del antiguo Alcázar de la ciudad, a finales del siglo XIV, en estilo gótico.

La ría de Nervión.Resulta muy recomendable completar la visita con uno de los recorridos en barco a lo largo de la ría. Iniciamos el recorrido en el Casco Viejo de Bilbao, reconvertido en espacio peatonal, comercial y de ocio. Conserva los rincones y edificios más antiguos de la ciudad.