Visitando Bilbao I

Bilbao es una ciudad maravillosa, nada más poner los pies en sus calles ya sabes que no es una ciudad cualquiera tiene sex-appeal. He visitado varias veces esta ciudad y cada una de las veces siempre he descubierto algo nuevo, nunca te dejará indiferente ya que es una ciudad acogedora y bonita. El Ayuntamiento de Bilbao ocupa el solar del antiguo convento de San Agustín, destruido durante la Primera Guerra Carlista.
Realizado en estilo Segundo Imperio francés, el edificio destaca por las líneas rotundas, elegantes y marcadamente horizontales de su exterior. 

Si tienes poco tiempo y solo vas a estar un día te recomiendo que empieces por el Casco Viejo. Teatro Arriaga, cuya fachada nos habla de una época de riqueza sin par en Bizkaia. Una fachada que recuerda a la Ópera de París y un interior que deslumbra por su belleza son el inicio de este día en “el botxo”.

Iglesia de San Antón.  El trazado de la iglesia de San Antón (también denominada San Antonio Abad) forma parte del escudo de la Villa de Bilbao junto con el puente del mismo nombre que cruza la ría La iglesia se construyó sobre las ruinas del antiguo Alcázar de la ciudad, a finales del siglo XIV, en estilo gótico.

La ría de Nervión.Resulta muy recomendable completar la visita con uno de los recorridos en barco a lo largo de la ría. Iniciamos el recorrido en el Casco Viejo de Bilbao, reconvertido en espacio peatonal, comercial y de ocio. Conserva los rincones y edificios más antiguos de la ciudad.

En ruta por la Bahía de la Concha – Donostia II

La Playa de la Concha es la imagen de Donostia / San Sebastián: la más clásica, la más fotografiada, la más visitada, es la más céntrica de la ciudad; partiendo del Ayuntamiento y hasta el Pico del Loro, en su kilómetro y medio de extensión de arena blanca priman la elegancia y la urbanidad (no en vano La Concha está considerada como una de las mejores playas urbanas de Europa).  El otro elemento principal de la bahía es la Isla de Santa Clara.  Pocas ciudades pueden presumir de tener una isla en plena bahía y Donostia / San Sebastián es una de ellas. Se puede disfrutar de su pequeña playa, de los paseos hasta el singular edificio del faro, de los senderos con sus merenderos o los cafés en la terraza del bar, y su cercanía respecto a las playas de la bahía también hacen posible el acceso a nado durante todo el año.

En ruta por La Bahía de la Concha – Donostia

Las farolas del Paseo de la Concha

A lo largo del paseo de la Concha encontramos varios elementos con personalidad propia y reconocidos fuera de la ciudad: la barandilla de la Concha, las farolas (que sirven de premio en el Festival de Cine), la zona de “los relojes” (acceso principal a la playa), la zona de La Perla.