En ruta por Trakai (Lituania)

El castillo de Trakai se encuentra situado en la población de Trakai, en Lituania. Se ubica en una isla en el lago Galvė. La construcción se comenzó en el siglo XIV por Kęstutis (1297-1382), Gran Duque de Lituania y alrededor de 1409 ya se había completado la mayor parte de la obra por su hijo Vitautas el Grande (1350-1430), que murió en el castillo en el año 1430. Trakai fue uno de los principales centros del Gran Ducado de Lituania y el castillo tuvo gran importancia estratégica.
Wikipedia.

En ruta por Kryziu Kalnas (Lituania)

La Colina de las Cruces, es un santuario en Lituania a 12 kilómetros de la ciudad de Šiauliai, en la carretera que va de Kaliningrado a Riga. Es una colina en el que gran número de cruces han sido colocadas a lo largo del tiempo por católicos creyentes. El número de las cruces era alrededor de unas 400 mil cruces en el año 2006.
En la actualidad, en la Colina de las Cruces se pueden encontrar diferentes tipos de cruces: de enormes cruces de madera de hasta varios metros, hasta crucifijos pectorales, así como imágenes de santos y efigies de la Virgen María.
No se conoce con precisión el inicio de la colocación de estas cruces. Algunos investigadores creen que antes de la cristianización de Lituania (siglo XIV) la colina era lugar de culto pagano. Después de la conversión de los lituanos al catolicismo, continuaron por mucho tiempo vestigios del paganismo en la cultura local, a menudo fusionándose con preceptos católicos. Un ejemplo de esta mezcla sería la instalación de cruces cristianas en un antiguo emplazamiento de los rituales paganos. Si esta versión es cierta, la Colina de las Cruces es tan antigua como el catolicismo lituano.
Según otra versión, la Colina de las Cruces surgió cuando se establecieron cruces en honor a los lituanos muertos durante la represión de las autoridades zaristas del Imperio Ruso tras la insurrección de 1831. Cuando los familiares de los patriotas no podían recuperar su cuerpo, colocaban una cruz en la colina donde había habido un fuerte en la cima.

Wikipedia.

En ruta por Vilnius (Lituania)

Vilnus es una ciudad relativamene pequeña y recorrerla solo puede llevarnos una tarde. Aún así, es una ciudad con gran cantidad de monumentos, edificios e iglesias. Podeos empezar por la Plaza de la Catedral San Estanasio y San Vladislav custodiana por la Torre de la Campana. Detrrás de la catedral se encuentra el bello Palacio de los Grandes Duques de Lituania. Muy cerca de la Universidad esta el Palacio Presidencial, un edificio clásico. El centro histórico de Vilnius son realmente dos calles, por un lado, está la llamada Pilies que desde la Plaza de la Catedral recorre de norte a sur el casco antiguo de la ciudad hasta llegar a la bella Plaza del Ayuntamiento. La call Pilies es quizás la más turística de la ciudad, les pongo en preaviso, y en ella encontrarán numerosos restaurantes, bares y tiendas de regalos. La prolongación de la calle Pilies acaba en la Puerta del Amanecer, la única puerta de la muralla de la ciudad que queda en pie, donde se puede ver una pintura de una virgen muy venerada y a la que los creyentes atribuyen milagros. Por su parte, otra arteria importante es la Gedimino Prospektas que parte también desde la Plaza de la Catedral hasta el río Neris y es donde se encuentran las tiendas más caras de la ciudad y algunos de sus edificios administrativos más destacados como el Parlamento lituano o el edificio de Correos. Ya que están en este lugar y sin lugar a dudas, la iglesia más bella de la ciudad, según mi opinión, es la de San Pedro y San Pablo, una apoteosis barroca del siglo XVII en la que se encuentran en su interior más de 2.000 figuras.