En ruta por Pontevedra

 

Siempre que pienso en Galicia oigo los acordes gaiteros en mi cabeza.  Pasear por las calles de Pontevedra en un día fresco y soleado es un pura delicia.  Te encuentras rincones entrañables como la Plaza de la Leña, la Plaza de la Verdura o de la Ferrería,  iglesias como la de San Francisco, Santa María la Mayor o San Bartolomé con enorme tradición e historia.  También tiene historias curiosas como la del loro Ravachol, si alguien tiene curiosidad por su historia dejo el enlace para que la lea.

http://www.galiciaunica.es/el-loro-ravachol/

En ruta por Combarro

 

Es uno de los sitios que no debes de dejar de visitar.  Te lo puedes imaginar como sería hace unos años perfectamente, ahora por sus calles desfilan centenares de turistas mirando curiosidades en las tiendas de souvenirs que proliferan como setas por sus estrechas callejuelas junto al mar.  Combarro es Galicia en su estado puro, claro si quitamos los centenares de turistas que transitan sus calles.  Un pueblito de piedra asomado al amar, engalanado de flores.  Precioso.

Al buen yantar en Sanxenxo

Cuando llegas al hotel con los pies destrozados por haber estado caminando toda la mañana por las calles y callejas de la vieja ciudad de Vigo y después de haberte lavado las manos, te sientas en el comedor y los camareros empiezan a sacar los platos  de comida humeantes y olorosos, sin  tener que mover un dedo, sin tener que cocinar y sin tener que fregar los cacharros, eso …, eso no tiene precio.