En ruta por Mérida – Badajoz (2)

 

Me ha parecido justo hacer una segunda entrada de Mérida y exponer las fotografías del Teatro y Anfiteatro Romano por separado. No puedo decir nada nuevo de este mágico lugar que no se haya dicho en miles de libros, guías de viaje, folletos y anuncios. Pero sí te recomiendo que vayas a verlo si todavía no lo has visto. Cada uno tendrá su experiencia particular y seguro que serán todas distintas. Una maravilla

En ruta por Mérida – Badajoz (1)

 

La mejor época para visitar esta bella ciudad es en primavera u otoño, ya que el verano hace de sus calles una parrilla.   La mayor parte de los monumentos se pueden visitar a pie planificando un poco la ruta.  En primer lugar nos encontramos con el Puente Romano, una gran obra de la ingeniería romana y posiblemente  el más largo construido.  Pasear por la zona del río Guadiana a la sombra de sus árboles es una gozada, sobre todo en los meses de estivales.  Si quieres ver Mérida en condiciones lo mejor es cogerte una guía de la ciudad  y seguir las recomendaciones de los itinerarios que ofrecen, sinceramente lo que han hecho las guías saben como lo tienes que hacer para no perderte nada.

 

Al buen yantar en Zafra – Badajoz

 

Cuando haces rutas es muy importante  alimentarte bien.  Precisamente dejar constancia  de ello, nos permitirá ver y comparar como, se come en las distintas ciudades de nuestra hermosa península.  Aquí vemos un potaje de garbanzos, carne guisada con patatas fritas y de postre un trozo de tarta.  Con esto no te lleva el viento.

En ruta por Zafra – Badajoz

 

Lo primero  que  te encuentras nada más llegar a Zafra es el Palacio de los Duques de Feria, ahora convertido en Parador, una vez que entras en la población sus calles te revelarán mucho de esta ciudad y de su  historia, llena de patios, conventos, coloridas fachadas y suelos empedrados.  Entre los sitios que no te  puedes perder está la Plaza Grande y la Plaza chica, la Casa del Aljimez, el Cristo  del Pozo.

En ruta por Badajoz

 

Esta ruta la hice en otoño  de 2016.  Badajoz es una ciudad bonita, pero quizás de todas la ciudades de la provincia, es la más dejada y descuidada, tiene un patrimonio rico, pero su aspecto es de dejadez, de haberlo ido dejando para cubrir otras necesidades más imperiosas.  Una de las cosas que más me impresionó fue la Plaza Alta de Badajoz en el casco antiguo, esta si se nota que está restaurada.  Te impresiona cuando la ves y sientes sus años cuando la admiras.  Está el Alcázar, un recinto oval  amurallado y la Giraldilla o la Giralda de Badajoz, una replica de la de Sevilla.  En esta ocasión estaba rota la figura que encumbra el edificio, por lo que solo se ve las piernas y una cigüeña encima.  Fue un día muy interesante en esta ciudad.