Monasterio de Jasna Góra – Czestocowa (Polonia)

El monasterio paulino de Jasna Góra se encuentra al sur de Polonia, concretamente en la ciudad de Czestocowa es famoso porque entre sus paredes esta la Virgen que da nombre a la ciudad. Es un monasterio muy bonito y es el lugar más importante de peregrinación del país. Se encuentra en una colina y esta rodeado de por un parque que tiene una gran explanada que se utiliza para grandes celebraciones religiosas. El monasterio consta de dos edificios cuadrados y aquí se venera a la Madonna Negra.

La Virgen de Czestochowa está pintada en un bello Retablo o Icono, posee varios vestidos de oro, brocados, piedras preciosas que le van cambiando para cada ocasión, “vistiendo” el retablo solo en la dimensión frontal.

Según la tradición la imagen fue pintada por el propio Apóstol San Lucas aunque seguramente haya sido pintada en Bizancio en el siglo VI. Se le han atribuído varios milagros como el de proteger el monasterio de los ataques de los invasores suecos por lo que en sí es un símbolo de unión para el pueblo polaco.

En el santuario se puede admirar 18 cuadros de pintor polaco Jerzy Duda Gracz. Muestra las 15 estaciones tradicionales del viacrucis y 3 mas.

Se las ofreció el pintor a la Virgen de Jasna Góra en agradecimiento por recobrar la salud y sobre todo como ofrenda a Jesucristo por ese encuentro de salvación

El monasterio se puede visitar todo el día.

Al buen yantar en Cracovia

Sopa en recipiente de pan

Los placki: masas de puré de patatas con cebolla, rebozadas y fritas. Pueden ser dulces o salados.

Pierogi ruskie: Empanadillas de queso y patata.

Si no conocéis los bretzels o pretzels ya estáis tardando. Son unos riquísimos lazos de pan oriundos de Centroeuropa, que se caracterizan por una fina corteza crujiente y muy tostada, con un espolvoreo de sal gorda y semillas que los hace aún más crujientes. Perfectos para un tentempié.

Excursión a las Minas de Sal de Wieliczka – Polonia

Más de 300 kilómetros de galerías, sorprendentes lagos subterráneos y cientos de salas decoradas con esculturas y máquinas hacen de estas minas de sal uno de los lugares más visitados de Polonia.

Adentrándonos en sus famosas minas de sal comenzaremos un recorrido de 3,5 kilómetros a través del cual veremos más de 20 salas decoradas, lagos subterráneos, picos y palas de la época, y esculturas y bajorrelieves realizadas por los mineros con bloques de sal.

  • Creadas por la naturaleza hace 15 millones de años.
  • Llevan en explotación más de 800 años, desde el siglo XIII.
  • Las visitan cada año más de 800.000 personas.
  • Visitadas por primera vez en el siglo XV.
  • UNESCO las declaró en 1978 Patrimonio de la Humanidad.
  • Más de 300 kilómetros de galerías, 3.000 cámaras y 9 niveles.
  • Para adentrarnos tendremos que bajar 378 escaleras

Algo muy importante hay un suplemento para hacer fotografías durante todo el recorrido (10 eslotis o 2,35 euros aprox.) Si no lo pagas no haces fotos

El punto álgido del tour llega con la visita de la Capilla de St. Kinga, una sobrecogedora sala de 54 metros de longitud decorada completamente a base de sal.

Visitando Cracovia (Polonia)II

Amanece en Cracovia y nos disponemos a pasar una jornada por la bonita ciudad polaca. A estas horas todavía no se ha despertado sus habitantes y es muy cómodo ir a ver sus calles, monumentos y sus mercados. Vamos a ello.

Kazimierz
Foco de la cultura judía durante siglos, Kazimierz fue una de las zonas que más sufrieron la invasión nazi durante la Segunda Guerra Mundial, ya que la mayor parte de sus habitantes fueron deportados al gueto de Podgorze .
Junto al antiguo gueto se encuentra la famosísima Fábrica de Oskar Schindler, creada para aprovecharse de la mano de obra barata y que acabó salvando la vida de cientos de personas.

Lo que se ha puesto de moda son los paseos en coche de caballos, algo parecido a Sevilla. Es una ciudad tranquila y bonita.

La Plaza del Mercado de Cracovia es la plaza medieval más amplia de toda Europa. Sus 40.000 metros cuadrados son realmente sorprendentes. Constituye el centro de la ciudad y cuenta con un importante significado histórico, cultural y social. A lo largo de los siglos ha sido el lugar elegido por los comerciantes y un impasible testigo de numerosos acontecimientos, tales como ceremonias, celebraciones y ejecuciones públicas, llegando incluso a adoptar el nombre de Adolf Hitler Platz durante la ocupación naB

Basílica de Sana María: Con una imponente fachada flanqueada por dos torres de diferentes alturas, la Basílica de Santa María es uno de los principales monumentos de la ciudad.

Después de este día tan aprovechado nos fuimos a tomar un refrigerio a una terraza de la Plaza del Mercado. Al día siguiente tendríamos un día lleno de aventuras y de sitios por descubrir.

Al buen yantar en Cracovia (Polonia)

Hablar de la gastronomía de la ciudad implica recomendar la degustación, en cualquiera de sus tabernas populares, de la comida tradicional polaca. Cuatro palabras acerca de la cocina nacional. En ella dominan los platos de gusto acentuado y es difícil imaginarlos sin frutas o verduras en conserva, o bien, sin setas, frescas o secas. El centeno y la patata también están presentes en buena parte de ellos. El porqué se halla en los largos y fríos inviernos del país, que obligan a la utilización de productos aptos para ser conservados varios meses. Además, son materia prima para la producción del vodka, anteriormente bebida del campesinado y de la población rural.

Visitando el Castillo de Wawel – Cracovia – Polonia

La Colina de Wawel, situada al sur del recinto medieval de Cracovia, es una de las visitas recomendadas en tu viaje a esta ciudad del sur de Polonia.

El Castillo Real de Wawel, en Cracovia, es un palacio de estilo renacentista, en el cual, aparte de la visita genera, tienes la opción de visitar diversos rincones especial.

En el siglo XIV fue reconstruido por Jogaila y Eduviges I. Durante su reinado se añadió la torre llamada Pata de Gallina (Kurza Stopka) y la Torre Danesa.1​ La Cámara de Eduviges y Jogaila, en la que está la espada Szczerbiec, que se usó en ceremonias de coronación, se exhibe en la actualidad y es otro resto de este período.2​ En la colina se construyeron otras estructuras que servían como cuarteles para los numerosos clérigos, empleados reales y artesanos. En este período se erigieron murallas y torres defensivas

El castillo de Wawel y la colina Wawel constituyen el lugar histórico y cultural más importante de Polonia. Durante siglos fue la residencia de los reyes de Polonia y símbolo del estado polaco. En la actualidad es uno de los mejores museos de arte del país.

Fundado en 1930, el museo comprende diez departamentos responsables de colecciones de cuadros (incluida una importante colección de pinturas italianas del Renacimiento), grabados, esculturas, textiles (entre ellos la colección de tapices de Segismundo II Augusto), orfebrería, armas, armaduras, cerámica, porcelana Meissen y muebles. Los fondos de arte oriental del museo incluyen la mayor colección de tiendas de campaña otomanas en Europa. Con siete estudios de conservación especializados, el museo también es un centro importante de conservación de obras de arte.

El edificio actual comprende fragmentos románicos e importantes elementos góticos. Su aspecto actual data principalmente del periodo (1504-1535), del reinado de Alejandro Jagellón (1501-1506) y de Segismundo I el Viejo (1506-1548).

Las salas de la residencia habían sido provistas de una decoración real, que implicaba un hilo director simbólico y homogéneo. Reflejaba el poder de Polonia, peligroso para sus enemigos e indulgente para sus residentes. Se han conservado algunos elementos como los frisos pintados, los techos de madera o los marcos de puertas esculpidos. La decoración del techo de la Sala de los Diputados, con rostros humanos esculpidos y pintados, componen el fragmento más original.