Visitando la Sagrada Familia II – Barcelona

Fachada de la Pasión.

La construcción de esta fachada comenzó casi 30 años después de la muerte de Gaudí.
En 1954 se colocó la primera piedra de esta fachada, aunque aún habrían de pasar tres años más para que realmente comenzaran a ejecutarse las obras, bajo la dirección del arquitecto Francesc de Paula Quintana, discípulo de Gaudí, y que había dedicado los años previos a restaurar la Cripta y las maquetas del templo, dañadas en la Guerra Civil.

Al igual que la portada de la Navidad, esta fachada está divida en tres pórticos, consagrados también a la Fe, la Caridad y la Esperanza, y rematada por cuatro torres que están dedicadas a los apóstoles Santiago el Menor, Bartolomé, Tomás y Felipe, que fueron completadas en 1976.

Está sostenida por seis grandes columnas inclinadas, que asemejan troncos de secuoya, sobre las que se emplaza un gran frontón de forma piramidal constituido por 18 columnas en forma de hueso y rematado por una gran cruz con una corona de espinas.

Todos los grupos escultóricos y las puertas de bronce, que cierran los pórticos, fueron ejecutados por Josep María Subirachs, que realizó su obra entre 1987 y 2009. Su estilo, a medio camino entre la figuración y la abstracción se caracteriza por un fuerte expresionismo, que contrapone los espacios cóncavos con los convexos, creando así figuras de formas muy geométricas , como se aprecia en el San Jorge del interior del templo. El trabajo de sus esculturas ha levantado cierta polémica, pues rompe totalmente con el realismo que impera en las figuras de la portada del Nacimiento. Sin embargo, antes de aceptar el encargo Subirachs solicitó poder ejecutar su obra con total libertad, como el propio Gaudí dejó claro que habría de ser, pues siempre defendió que las siguientes generaciones deberían trabajar de acuerdo a los gustos estéticos del momento.


Las escenas de la doble puerta central reproducen fragmentos del Nuevo Testamento, donde se narran los últimos días de Jesús según el evangelio de Mateo en la puerta de la izquierda y del de Juan en la de la derecha. Ambas están separadas por un parteluz con las letras griegas alfa y omega, como símbolo del principio y el fin. Hay otras dos puertas a los laterales que flanquean a la central. La de la izquierda, es llamada de Getsemaní, pues su temática está dedicada a la oración de Jesús en el huerto de los olivos.
Frente a la puerta central se sitúa la columna de la flagelación, realizada en mármol.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s