Al buen yantar en Sanxenxo

Cuando llegas al hotel con los pies destrozados por haber estado caminando toda la mañana por las calles y callejas de la vieja ciudad de Vigo y después de haberte lavado las manos, te sientas en el comedor y los camareros empiezan a sacar los platos  de comida humeantes y olorosos, sin  tener que mover un dedo, sin tener que cocinar y sin tener que fregar los cacharros, eso …, eso no tiene precio.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s