En ruta por Santiago

El día perfecto para patear las calles de Santiago, ni frío ni calor, sin lluvia que amenazara fastidiar la jornada.  Por la mañana el abrazo al Santo, como Dios manda y luego con el mapa en la mano a callejear por sus calles llenas de historia, también como Dios manda, aquí todo es santo, hasta el pulpo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s