En ruta por Oslo

 

Si visitamos Oslo en los meses estivales podemos gozar de una magnifica temperatura y de sol.  El día no tiene desperdicio si quieres visitar lo más representativo del lugar. No te puedes perder el Parque Vigeland, ahí ya atienes un buen rato para pasear y admirar sus esculturas, es una de las atracciones más visitadas de Noruega con más de 1 millón de visitantes al año. El excepcional parque escultórico es el trabajo de toda una vida del escultor Gustav Vigeland (1869-1943), con más de 200 esculturas de bronce, granito y hierro forjado. Vigeland fue también el diseñador del conjunto arquitectónico del parque. Seguimos visitando y nos vamos al Ayuntamiento de Oslo, en el que se celebra la ceremonia del premio Nobel de la Paz, tampoco te puedes perder el Museo de los Barcos Vikingos, muestra los barcos vikingos mejor conservados del mundo, Museo Folklórico Noruego, muestra 155 casas tradicionales al aire libre de todas las regiones de Noruega
y el Museo Fram, centrado en la nave polar de Fram. Pasaremos a visitar el Palacio Real (Det Kongelige Slott), residencia de la Familia Real construida en 1824-48.  Luego nos vamos al área aledaña al mar que está especialmente animada en las mañanas, es posible que por ello la ubicación de la Opera o Operahuset como símbolo de la capital de Noruega no sea casualidad (análogamente a la Opera de Sídney) Otra zona muy animada es Aker brygge, es decir, el área del Puerto propiamente dicha.  Cuando se  va terminando el día te das cuenta que  no te ha sobrado ni un minuto y urge el descanso.

En ruta por Estocolmo – Suecia

 

La estancia en este precioso lugar fue de un día y tuve que apañarme como pude para ver todo lo más significativo de la ciudad de Estocolmo.  El museo Vasa construido para albergar el barco de guerra Vasa y sus objetos que se conservan en muy buen estado, es un barco único en el mundo, se hundió el mismo día que fue botado, lo que supuso que se conservara casi intacto hasta nuestros días.  El centro histórico de la ciudad Gamla Stan, sus calles estrechas y adoquinadas está llenas de tiendas con encanto, sus edificios medievales con coloridas fachadas y sus plazas, entre la que destaca Stortoget, convierten la zona en un lugar ideal para pasear.  El archipiélago de Estocolmo se puede recorrer en barco en poco tiempo, ofrece unas vistas magnificas del centro de la ciudad.  El Palacio Real, situado en el casco antiguo, es la residencia oficial de la monarquía sueca y uno de los lugares que visitar en Estocolmo más imprescindibles.  La pequeña escultura  Järnpojke (chico de hierro) o también, se le nombra como Pojke som tittar på månen (el chico mirando la luna), está considerada como el monumento público más pequeño de Estocolmo y seguramente, es uno de los más chicos y populares del mundo gozando de gran fama por parte de los turistas que como cábala tocan y frotan su cabeza con la idea de atraer la suerte. El Ayuntamiento de Estocolmo es el lugar donde cada año se entregan los Premios Nobel. 

Al buen yantar en Lom – Noruega

 

De camino al Fiordo de Geiranger paramos a comer en la población de Lom.  Esta ciudad posee una de las iglesias de madera más grande de Noruega y probablemente una de las más antiguas también.  Comimos en un restaurante típico de la zona, una preciosidad de sitio y las viandas que nos pusieron también estaban buenísimas como se puede ver.

En ruta por Lillehammer – Noruega

 

Lillehammer es una pequeña ciudad y municipio del interior de Noruega. Es uno de los centros deportivos de invierno más conocidos, y es famosa por haber albergado los Juegos Olímpicos de Invierno de 1994.  Es una ciudad típica con casas bajas de madera y una calle central llena de comercios.